Tejas Fotovoltaicas





Las tejas fotovoltaicas combinan innovación con diseño. Una alternativa sostenible, innovadora, eficiente y moderna a la teja tradicional de cerámica. 

La teja fotovoltaica permite que las cubiertas de los edificios residenciales o comerciales se conviertan en fuente de energía eléctrica. La teja fotovoltaica imita la textura granular de las tejas convencionales circundantes. La teja se coloca sobre láminas de fieltro. Pr debajo de cada teja transcurren las diferentes conexiones y cableados, encargados de conducir la energía. Cada teja produce un promedio de 1.4 kw de energía por día. 

El térmnino fotovoltaico proviene del griego photos (luz) y voltáico (electricidad), en honor al científico italiano Alejandro Volta. El término fotovoltaico comenzó a usarse en Inglaterra desde el año 1849.

Las tejas fotovoltaicas son una innovadora implementación de material de construcción para cubiertas, con el funcionamiento similar de los paneles solares, con la variante de diseño y aplicación de estas, generando cubiertas de fuente de energía eléctrica. Creadas en Italia por primera vez debido a la excesiva radiación solar en este país, con un aspecto de diseño tradicional, de una teja, pero que en su interior posee células fotovoltaicas, almacenando la energía que recauda en baterías dependiendo de la cantidad que se obtiene. 

Estos techos de tejas solares tiene un color profundo de color púrpura azul, por lo que se parecen a otros techos. En el mercado existe ya una gran variedad de estas tejas solares que cuentan con materiales que les hacen más flexibles y que adoptan cualquier forma. Además, alguna de estas tejas tienen una apariencia similar a las tradicionales tejas de barro, ideales para viviendas o casas de campo. Un techo lleno, o parcialmente cubierto de estas tejas solares fácilmente puede cubrir las necesidades energéticas de una familia. 






Las tejas solares permiten obtener energía renovable sin afectar la estética del edificio, pues son muy parecidas a las convencionales en forma y color, pero la gran diferencia es que además de cubrir el techo de la casa, producen electricidad, pudiendo ser aprovechadas para generar calor. 

Son como placas solares, están construidas para convertir la luz solar y transformarla en energía, manteniendo la estética y armonía. Esta energía eléctrica obtenida del sol es libre de contaminación. Las tejas solares están basadas en el desarrollo de nuevos sistemas y materiales, como el silicio amorfo o monocristalino, que permite a los paneles ser completamente flexibles y por lo tanto, adaptarse a cualquier forma. 

Algunas ventajas de este tipo de tejas son las siguientes: 

  • Facilidad: Su instalación es simple, similar a la instalación de una teja convencional
  • Inteligente: la instalación fotovoltaica se integra en el tejado de manera inteligente y discreta
  • SIn Riesgos: En todos aquellos tejados en los que se hallan instaladas tejas tradicionales, éstas se pueden sustituir fácilmente por tejas fotovoltaicas del mismo tipo.
  • Flexibilidad: Se adaptan a cualquier tipo de tejado, tanto moderno como clásico 


Entre sus inconvrenientes podemos mencionar:




  • Tecnología más cara que los paneles solares
  • Fuerte inversión inicial
  • Dificultad mayoritariamente en la limpieza y mantenimiento de cada módulo respecto a la limpieza de una sola placa
  • Al estar integradas en la cubierta pierden la opción de tener una orientación variable para el mayor aprovechamiento de los rayos solares directos
Las tejas fotovoltaicas corresponden a un uso doméstico de esta tecnología, pero se puede extrapolar de igual forma a au utilización en naves comerciales, edificios de empresas o incluso para construcciones municipales y edificios declarados patrimonio nacional por su apariencia más discreta. Este tipo de soluciones son empleados en monumentos de ciudades europeas respetando el valor histórico de la teja según la edificación que se trate. 









La propiedad fundamental de todo dispositivo fotovoltaico, llamado también célula fotovoltaica, es su capacidad de generar electricidad por la acción de la luz. Esta fuerza electromotriz, llamada comunmente electricidad o corriente eléctrica, es particularmente intensa cuando el dispositivo fotovoltaico de capatación beneficia de una exposición directa a la luz solar.



Entre sus beneficios podemos mencinar:




  • Son muy estéticas
  • Ahorran dinero en las facturas de luz y gas
  • Un techo lleno, o parcialmente cubierto de estas tejas solares, fácilmente puede cubrir las necesidades energéticas de una familia
  • Adaptación estética y física a las cubiertas (mismo color, peso y forma que las tejas normales) 
  • Recuperación de la inversión con la venta de excedente energético
  • La energía generada se almacena en baterías
  • Si una teja se rompe puede ser sustituida sin afectar al resto del conjunto
  • La instalación no difiere de la propia colocación de las tejas normales
  • Puede colocarse en techos inclinados o en aquellas cubiertas que no presenten una orientación tan buena
  • Un beneficio de suministro estable, sin ruidos, sin contaminación, instalación fácil y flexible
  • Son sistemas modulares por lo cual facilita su flexibilidad en los diferentes tipos de aplicaciones y diversas formas de instalación, relativamente sencillas
  • Tienen una larga duración, pueden soportar hasta una granizada igual que un tejado tradicional de barro o arcilla, y si una sola se cae no se afecta el desempeño de las demás
  • Requiere un mantenimiento conveniente para tener una disponibilidad diurna máxima y que no existan tensiones en los generadores
  • Tienen un funcionamiento silencioso, al almacenar la energía en las baterías
  • Son un tipo de material altamente amigable al medio ambiente

A lo que se refiere al imacto ambiental:



La utilización de las tejas fotovoltaicas en las cubiertas promoviendo la optimización de la energía solar fotovoltaica, energía renovable, reduce aproximadamente en un 20% el consumo de combustibles fósiles, reduce la producción de CO2 y demás gases que influyen en el calentamiento global.

  • La generación de energía de los módulos fotovoltaicos es un proceso totalmente silencioso
  • Trabaja a alta frecuencia, no audible para el oído humano
  • La forma de generar de un sistema fotovoltaico es simple: no requiere de ninguna combustión para proporcionar energía, solo de una fuente limpia, como es el sol
  • Ninguno de los equipos de la instalación tiene efectos de destrucción sobre la flora o fauna
  • Para funcionar, los equipos de la instalación no necesitan verter nada al sistema de saneamiento, la refrigeración se realiza por convección natural








Comentarios

Entradas populares